Acción 4: Articular con las instancias a cargo de la conservación y restauración de bosques y ecosistemas

Para lograr la sostenibilidad de los sistemas alimentarios es necesario frenar el proceso acelerado de pérdida de bosques tropicales, así como la conversión de otros ecosistemas naturales e iniciar procesos de reconversión productiva hacia sistemas regenerativos y restaurativos.

En este sentido, es fundamental que las Mesas Departamentales de Abastecimiento y  Seguridad Alimentaria dentro de sus metas de mediano y largo plazo contemplen el trabajo mancomunado con instancias a cargo de la gestión ambiental del territorio y la extensión agropecuaria para definir acciones conjuntas concretas que apunten al control a la deforestación, la restauración de ecosistemas estratégicos y la reconversión de sistemas agropecuarios poco eficientes y de alto impacto ambiental a sistemas regenerativos y sostenibles. 

El SARS-CoV-2 (COVID-19) es un virus proveniente de los animales que incidentalmente contagió a las personas y se ha propagado globalmente. Algunas de las razones para que emerja este tipo de zoonosis viral es la pérdida de biodiversidad resultado de la transformación a gran escala de los ecosistemas, debido a que la biodiversidad es la que garantiza que un mayor grupo de especies controle otros grupos de especies y así se mantenga el equilibrio. Por esta razón, aumenta la probabilidad de ocurrencia del contagio de animales a humanos.

La protección y restauración de bosques podría asegurar el equilibrio necesario para evitar nuevas enfermedades. Asimismo, reduciría las emisiones de gas de efecto invernadero limitando el calentamiento global de acuerdo con los compromisos de Colombia frente a las Metas de Paris. También se acercaría a detener la pérdida de biodiversidad terrestre y a promover el desarrollo equitativo de las comunidades que viven en bosques o en fronteras de bosques, cuya posesión de la tierra y derechos deben ser asegurados y defendidos como una prioridad nacional urgente.

Los departamentos deben trabajar por la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que los bosques les proveen para asegurar la producción agrícola sostenible a largo plazo. Hay suficiente tierra para los sistemas alimentarios y los sistemas naturales, si el suelo se gestiona bien.

Se deberán adelantar acciones relativas a:

  • Articular acciones con las autoridades competentes para acelerar y coordinar políticas, planes y programas que conlleven a la conservación y regeneración a través de incentivos y esquema de compensaciones, dando especial énfasis a la protección de fuentes de agua.
  • Fortalecer y promover los viveros locales y generar esquemas de donaciones de árboles de especies nativas y comestibles que puedan aprovechar las familias rurales que se encuentran en confinamiento a cambio de incentivos, como los bonos por alimentos.
  • Impulsar los esquemas agroforestales y silvopastoriles.
  • Asegurar esquemas de control a la deforestación con el apoyo de las fuerzas militares y las Corporaciones Autónomas Regionales.